Definición de la Osteopatía

La osteopatía es la ciencia y el arte de diagnosticar y de tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo.

¿Cuales son los principios fundamentales de la Osteopatía?

A.T. Still hizo una sintesis de todas sus observaciones y de su experiencia práctica, los llevó a la definición de tres grandes principios en los cuales se basa la Osteopatía:

  • La ley de la arteria:

    El hombre tiene su propio sistema de defensa contra los microbios y genera una autorregulación de sus funciones, pero sólo si sus células reciben todo lo que necesitan para funcionar, generarse y eliminar toxinas. Eso significa que todos los líquidos del organismo que transportan los nutrientes y residuos, deben de circular libremente. El papel de la arteria es supremo.
  • La estructura gobierna la función:

    No sólo es importante la integridad del sistema de regulación neurológico y hormonal, sino también el del esqueleto a fin de conservar la libertad de movimiento de todos los tejidos. Es el movimiento el que permite a los liquidos que bañan los tejidos y las células el ser renovados.
  • La unidad del cuerpo:

    El osteópata propone reequilibrar el esqueleto, los músculos, los ligamentos a fin de que todos los líquidos circulen correctamente; atribuirá una importancia muy particular a la columna vertebral, el pilar de la armadura, que contiene el sistema nervioso autónomo.Todas las partes del cuerpo son interdependientes, lo que confiere al hombre su especificidad y su inocuidad. Still habla de estructura pensando en la armadura humana y habla de función, pensando en los distintos órganos que aseguran las funciones vitales. De ahí el origen de la palabra Osteopatía que procede del griego osteon (hueso – estructura) y pathos (influencia que viene del interior): la Osteopatía es el tratamiento de las afecciones procedentes de los trastornos en la estructura corpórea.

¿Cuales son los tratamientos Osteopáticos esenciales?

La Osteopatía trata principalmente las patologías musculoesqueléticas mas frecuentes que se dan en las consultas de atención primaria y en las urgencias hospitalarias;

  • Lumbalgias
  • Cervicalgias
  • Dorsalgias
  • Esguinces cervicales y de tobillo
  • Omalgias (dolores del hombro)
  • Tendinitis
  • Artritis

Y en definitiva aquellas afectaciones osteomusculares habituales,

También es muy eficaz en casos específicos de:

  • Migrañas,
  • Vértigos
  • Otitis
  • Problemas circulatorios, digestivos, endocrinos, ginecológicos, urológicos, neurológicos, traumatológicos, etc.

Tiene además buenos resultados en Pediatría, tanto en neonatos como en infantes en donde las patologías tratadas con Osteopatía pediátrica más frecuentes son:

  • Plagiocefaleas
  • Torticolis
  • Cólico del lactante
  • Alteraciones del sueño
  • Irritabilidad
  • Estreñimiento
  • Escoliosos
  • Parálisis braquiales
  • Esguinces
  • etc.

Sustancialmente, existen tres tratamientos en Osteopatía:

Estructural, que se dirige especialmente a los trastornos de las estructuras óseas, musculares y articulares

Visceral, que se interesa por los órganos como el hígado, el riñón, el estómago…

Craneal, que insiste en la noción de movilidad de los huesos del cráneo y se dirige al desarrollo del recién nacido, del niño, así como a los trastornos funcionales del adulto.