Aceite de Krill, el secreto del antartico

publicado en: Salud | 0

El Krill es un pequeño crustáceo que se parece al camarón, con unos 3 cm de largo y unos 2 grs, de peso. Este crustáceo viaja por el océano en grandísimos bancos (millones de individuos) alimentándose del fitoplancton y son la fuente principal de alimento de focas, ballenas, pingüinos y algunas aves.

Cuando se habla de aceites esenciales omega-3, es normal referirse a los que proceden del pescado o de animales marinos como las focas o los que proceden de semillas como el lino, sin embargo, el ACEITE DE KRILL NKO®, contiene un omega-3 muy especial que además de tener todas las cualidades de los omega-3 clásicos, tiene características muy especiales como fosfolípidos, antioxidantes y vitaminas  que lo hacen muy eficaz en dolores articulares, hiperlipidemias, inflamaciones, etc.

Desde hace más de cuarenta años, muchos científicos en todo el mundo han intentado obtener los nutrientes del aceite de Krill sin destruirlos en la extracción, pero ha sido hace unos diez años cuando un equipo de científicos de la Universidad de Sherbrooke, en Québec, apoyados y financiados por la empresa  Neptune Technologies & Bioressources,  los que han logrado desarrollar un proceso de extracción en frío del aceite y de sus nutrientes…

¿Qué hace del Aceite de Krill algo tan único?

A diferencia de otros aceites marinos, el Aceite de Krill, es el único aceite marino que contiene cantidades significativas de tres poderosos nutrientes: ácidos grasos omega-3, fosfolípidos y potentes antioxidantes, las tres sustancias fundamentales que permiten al organismo una función correcta para mantener y recuperar la salud.

krill

Principales nutrientes del aceite de Krill

Ácidos grasos omega-3, es cada vez más reconocida la importancia de los omega-3 para la salud humana. Estos ácidos grasos son clave para las membranas de las células y vitales para el desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso central, lo que los hace esenciales porque nuestro organismo no los produce y por ello es necesario que los adquiramos mediante la dieta.

Juegan un papel fundamental en la protección  del Alzheimer y otras enfermedades degenerativas, en los procesos inflamatorios, en la estimulación del sistema inmune y las funciones cerebrales, en la disminución de los niveles de triglicéridos, en la regulación de la presión sanguínea y el la disminución del riesgo cardiovascular entre otras funciones.

Un estudio reciente de la Universidad de Pittsburg (EEUU) dice que el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), que son los principales ácidos grasos omega-3, se revelan útiles en la prevención y tratamiento del cáncer de hígado, no solo evitando la proliferación de las células cancerosas, sino induciendo a  su apoptosis o suicidio.

El tratamiento con DHA y EPA también permite reducir los niveles de la proteína betacatenina que en altos niveles se ha ligado al desarrollo de varios tumores.

El aceite de Krill es una excelente fuente de EPA y DHA, ya que un gramo contiene 300 mg de ácidos grasos omega-3, de los que 150 son EPA y 90 son de DHA.

Hay que tener en cuenta que el aceite de Krill también contiene ácidos grasos omega-6 y omega-9.

La dieta de los países desarrollados aporta demasiados omega-6 (de 10 a 20 veces más que de omega-3) puesto que este se encuentra en los granos, los aceites vegetales, las aves de corral, huevos y comidas preparadas; es por ello, que la toma regular de omega-3 permite restaurar el equilibrio de omega-3/omega-6 en el organismo,

Valor añadido del aceite de Krill

Las moléculas de EPA y DHA del Aceite de Krill NKO® son extremadamente efectivas porque van unidas a los fosfolípidos, lo que las hace más biodisponibles (el cuerpo las absorbe y utiliza mejor).

  •  Fosfolípidos

Cada célula del cuerpo necesita fosfolípidos, que son los componentes principales de las membranas celulares; estas grasas forman una   barrera microscópica que les ayuda a filtrar hacia fuera las toxinas que pueden provocar enfermedades y ayudan a protegerse contra el estrés oxidativo que aparece cuando las moléculas dañinas de los radicales libres atraviesan las paredes de la célula causando estragos en su interior y que serán el origen de muchas enfermedades…

  • Antioxidantes

Los análisis clínicos han demostrado que el aceite de krill contiene potentes antioxidantes naturales que, no sólo proporcionan notables beneficios para la salud, sino que mantienen el propio aceite muy estable, destacando entre ellos las vitaminas A y E en pequeñas cantidades, un flavonoide que todavía no tiene nombre y la Astaxantina, un antioxidante carotenoide muy potente  que le da al crustáceo su coloración rojo-anaranjada.

Es importante destacar que la astaxantina presente en el aceite de Krill está totalmente esterificada, es decir, químicamente ligada a las moléculas de EPA y DHA, lo que significa que el cuerpo humano puede metabolizarla por completo, beneficiándose de todas sus considerables propiedades antioxidantes. Además, la Astaxantina cruza fácilmente la barrera hematoencefálica (cerebral), lo que ayuda tanto a proteger como a estimular al cerebro.

Aplicaciones del aceite de Krill

Estudios realizados sobre el empleo nutricional de los omega-3 en general y especialmente el aceite de krill por Neptune Technologies & Bioressources y otros, recomiendan la toma de aceite de krill como apoyo nutricional para mantener la homeostasis en el curso de diversas situaciones:

  •  En los trastornos propios de la mujer, como el síndrome premenstrual (SPM) y la menopausia.
  •  Se le atribuyen efectos beneficiosos para la fertilidad masculina, la hiperplasia benigna de próstata y la andropausia.
  • Normaliza y mejora la función cardiovascular ayudando en la circulación y dando flexibilidad a las arterias, el nivel de glucosa en sangre, la producción de energía, la función hepática y el rendimiento deportivo.
  •  En personas con dolores articulares (Reumatismo, Artritis, Artrosis)

Además, en los estudios terminados y en los ensayos clínicos que están en proceso de realización con el aceite de Krill, existen indicios de otros potenciales beneficios para la salud en las siguientes áreas:

  • Piel, cabello, uñas y aspecto físico: arrugas, rojeces, eczema, soriasis, pieles secas y otros problemas de la piel.
  • Salud cerebral y neurológica: Por su composición rica en ácidos grasos omega-3 y demás componentes, favorecería la mejora de la memoria, creatividad, estados emocionales de estrés, personas deprimidas y ansiosas.
  • Puede representar un apoyo nutricional, supervisado por el médico, a los tratamientos de algunos trastornos neurológicos como: Alzheimer, Parkinson, esclerosis, síndrome de Fatiga Crónica, anorexia nerviosa, conducta agresiva. Los padres de niños con dislexia, desorden de déficit de atención o autismo han informado de una importante mejora en la concentración y atención de sus hijos una vez que empezaron a tomar aceite de Krill.
  • Alérgicos estacionales: Se dice en artículos publicados que el aceite de krill puede ser efectivo para reducir los estornudos, silbidos, moqueo e irritación en los ojos, que aparece cuando el sistema inmune reacciona de manera excesiva al polen microscópico y otros agentes alergénicos.
  • Enfermedades autoinmunes y articulares: Al parecer, ensayos preliminares se están desarrollando en la actualidad para probar los efectos de los beneficiosos omega-3 del aceite de Krill en la artritis reumatoide y psoriásica, osteoporosis, esclerosis múltiple, lupus, SIDA, etc.
  • Sistema digestivo: debido al aporte de nutrientes que presenta, podría ser útil en la dieta de personas que presentan problemas digestivos de diversa índole como colitis ulcerosa, síndrome de colon irritable, enfermedad de Cröhn, úlceras pépticas o hernia de hiato.

En Herbolario Tisana puede encontrar  Aceite de Krill NKO 100% Natural

Deja una respuesta