reflexologia¡Como es abajo es arriba!

La Reflexologia es un arte curativo de hace más de 4,000 años, donde culturas como la egipcia y la china ya la utilizaban como disciplina médica. El ser humano, a través de la exploración de su organismo, fue descubriendo la existencia de puntos en el cuerpo muy específicos y sensibles, en los que al ejercer determinada presión, se estimulaba el funcionamiento de algunos órganos, glándulas y sistemas.

La Reflexología Podal es la técnica que estudia los reflejos y puntos de los pies y su relación con cada parte del organismo, y al estimular estos puntos relaja y contribuye a que el organismo busque su propio balance energético.

Es una técnica de curación muy practicada y reconocida en la mayor parte del mundo como un método de apoyo a la medicina, realmente efectivo para un gran número de enfermedades, para prevenirlas y para apoyar alternando con su tratamiento médico. Recientes investigaciones La últimas investigaciones que se han realizado en Canadá y Estados Unidos sobre las técnicas de puntos de presión han revelado reacciones sorprendentes dentro del cuerpo, descubriendo que esta técnica estimula señales a lo largo de los nervios, que se ejecutan a lo largo y ancho de todo el cuerpo, ayudando a descomponer las toxinas que se han acumulado en el cuerpo y que se establecen naturalmente en el punto más bajo del cuerpo.

La práctica de la Reflexología Podal consiste en una técnica desarrollada a base de un estudio aplicado en la zona de los pies, en donde se investiga minuciosamente, antes que nada, los signos y las condiciones en esta zona en cada paciente. Una vez estudiada la zona, se procede a efectuar una estimulación del torrente sanguíneo tomando como guía un mapa plantar, en donde pueden ubicarse los 126 puntos claves que se encuentran a lo largo de líneas denominadas meridianos. El primer efecto que produce está estimulación es de relajación profunda, se atenúan las tensiones musculares y esto se refleja en todo el sistema nervioso del cuerpo.

La estimulación de esta zona libera endorfinas y neurotransmisores a partir de los meridianos provocando una acción muy benéfica y sanadora en el organismo la cual actúa y circula por medio del sistema nervioso periférico y vegetativo llegando hasta los músculos, huesos, órganos, glándulas, sistemas, y todo el organismo entero.