osteopatia¡Nada está inmóvil, todo vibra”

La osteopatía es una medicina natural que tiene por objeto restablecer la función en el cuerpo mediante  el tratamiento del dolor y el desequilibrio. También es una técnica preventiva que ayuda a detectar  problemas de salud moviendo, estirando y masajeando los músculos y las articulaciones de una persona.

La osteopatía está principalmente basada en el principio de que el bienestar de un individuo depende de que todos sus huesos, músculos, ligamentos y tejido conectivo mantengan un funcionamiento correcto.

El Osteópata, basándose en un conjunto de conocimientos específicos en anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la generación de la enfermedad, y en una variada gama de técnicas,en las que no se usan medicamentos ni cirugía, utilizará la manipulación física, estiramientos y masajes, con el objetivo de:

  • Aumentar la movilidad de las articulaciones
  • Aliviar la tensión muscular
  • Mejorar el suministro de sangre a los tejidos
  • Ayudar al cuerpo a sanar

En el Reino Unido, la osteopatía está englobada en el CAM, un sistema de atención primaria de salud, complementaria a otras prácticas médicas, y trabaja sobre todo el sistema neuro-musculo-esquelético, principalmente en músculos y articulaciones, utilizando enfoques holísticos y centrados en la persona.

Aunque los osteópatas pueden utilizar algunas técnicas médicas convencionales, tales como rayos gamma y X, tomografías, etc., el uso de la osteopatía no siempre se basa en la evidencia científica, sino en el diagnóstico osteopático, que incluye escuchar la historia de la persona, el examen de músculos y articulaciones y la observación de los movimientos.

Usos más comunes de la osteopatía

Un osteópata trata a la persona y no solo las condiciones específicas (una lesión de rodilla también puede afectar el pie, la cadera y la columna vertebral). La osteopatía puede ayudar a aliviar los síntomas de una serie de problemas entre los que se incluye:

  • Dolores en articulaciones
  • Dolor artrítico
  • Dolor de espalda en general
  • Dolor de cuello (En caso de lesión por accidente, se recomienda consultar con su médico de cabecera en primera instancia).
  • Dolor de hombro y codo
  • Ciática
  • Espasmos musculares
  • problemas con la postura causados por la conducción, el trabajo o el embarazo

La técnica cada vez más depurada de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado su clasificación en varios grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe:

  • OSTEOPATIA ESTRUCTURAL

Dirigida al sistema musculo-esquelético, donde se aplican diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente. Esta es la técnica usada para cervicalgias, neuralgias, tortícolis, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas, etc.

  • OSTEOPATIA VISCERAL

osteopatiaOrientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

  • OSTEOPATIA CRANEAL Y TERAPIA CRANEOSACRA

Que actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micro-movilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneo-sacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.

Los estudios publicados en JOURNAL OF WHIPLASH & RELATED DISORDERS sobre el dolor cervical nos demuestran que el tratamiento osteopático ofrece sobre el núcleo causante del problema, y desde la primera sesión, una clara disminución del dolor y una mejora de la movilidad en la articulación, ligamento o músculo afectado.